480px-esc2013_winner27s_press_conference_06_28crop29Mayo es el “Mes de Europa”. No sólo porque el día 9 es el “cumpleaños” del continente (día de la Declaración Schuman), y no sólo porque un sábado de mayo se juega la final de la Champions League. Es también otro evento, que también se celebra un sábado de mayo, de hecho se celebra mañana. Sí, señores, el nunca ponderado Festival de la Canción de Eurovisión. Sí, señores, la “Champions League” de la canción europea, este año en Kiev, tendrá a 25 países disputando el Micrófono de Cristal, luego de dos jornadas de eliminación celebradas el martes y jueves de esta semana.

Al evento lo vengo siguiendo desde 2008, pero con más ímpetu desde 2011. Quizás porque echo de menos el Festival de la OTI, o porque me entusiasma un poco el espíritu competitivo de este evento, o porque los concursos de belleza no me gustan como antes, o por tener algún “deporte” a seguir, lo cierto es que se convierte en uno de mis placeres culpables.

Parafraseando al gran youtuber Angel David Revilla, aka Dross, voy a hacer un Top 7 de aquellos hitos del evento musical europeo que considero “heroicos”. Momentos que hicieron hito en este camino a convertirlo en el evento no deportivo más visto en el mundo, superando los Óscar o los Grammy.

Voy a poner los links a videos, sin poder enlazarlos para no hacer spam. Las imágenes que acompañan el texto están todas extraídas de Wikimedia Commons y tienen licencias Creative Commons.

Pues bien, vamos a los 7 hitos que considero “hazañas” de Eurovisión.

7.- Suiza campeón en 1988 en el último minuto

456px-celine_dion_concert_singing_taking_chances_2008El Festival a veces tiene claros favoritos, tanto que entre 2013 y 2015 el ganador era anunciado incluso faltando países por votar, lo cual fue cambiado en 2016. Pero hay casos en que la victoria estuvo decidiéndose voto a voto hasta llegar al último país elector.

Es lo que ocurrió en Dublín en 1988. Reino Unido iba en la punta hasta que Suiza se le acercó y acercó. Y en la última votación, cuando los británicos 6 puntos más arriba de los helvéticos, éstos recibieron 7 puntos… y los del archipiélago nada, provocando la algarabía del país de relojes y navajas. ¿Y quién representaba a Suiza? Una joven cantante, que ni siquiera era suiza, pero que ahora es una megaestrella: Céline Dion.

Pero entonces, un eurofán de huesos amarillos podría preguntarme ¿Por qué este evento y no, por ejemplo, el empate que se dio en 1991 entre Francia y Suecia, que por reglas internas determinó el triunfo de esta última? Porque Carola, la cantante que se adjudicó el certamen de ese año, no llegó a ser tan famosa como la canadiense. Incluso me atrevería a decir que, internacionalmente, la tunecina-francesa Amina Annabi (que fue la damnificada de ese desempate) es más conocida.

  • Minireportaje sobre el festival de 1988: youtu.be/8Sb4T0_mYRo

6.-  Mónaco campeón en 1971

Igual que en el fútbol, hay un sentimiento especial cuando un equipo “chico” logra superar a los “monstruos” y superarlos. Y en Eurovisión hay casos de victorias inesperadas. Y en este sentido, los “microestados” son un paradigma. Exceptuando el caso de la hoy retirada Luxemburgo, los países pequeños de Europa han conseguido pocos resultados positivos.

300px-flag_of_monaco-svgMónaco es el país más pequeño que haya participado jamás en el Festival. Sus apenas 1,6 km2 contrastan con los 9 millones que tiene Rusia, el más extenso. Aún así, se las arregló para participar desde 1959 y obtener alguno que otro resultado destacado. Por el Principado participaron artistas de la talla de Francoise Hardy, Tereza Kesovija o nuestro Romuald.

Pero fue Severine quien dio el batacazo en Dublín, y con la balada “Un banc, un arbre, une rue”, sobre el paso de la juventud a la adultez que vive toda persona, se llevó al glamoroso balneario una corona que hoy los microestados sólo podrían mirar desde lejos… de hecho, Mónaco se retiró en 1979, volviendo entre 2004 y 2006 con más pena que gloria.

  • Video: youtu.be/0Xl7PnSS0_k

5.- San Marino a la final de 2014

Y hablando de países “chicos”. San Marino debutó recién en 2008. Lo intentaron ese año y como acabaron últimos en su semifinal, no volvieron hasta el 2011.

Hay un dicho, “tanto va el cántaro al agua que al final se rompe”. Se cumplió con Udo Jurgens que dio a Austria la corona en 1966 tras los dos intentos fallidos de 1964 y 1965. Se cumplió con la dupla Siegel-Meinunger para Alemania (1980-81-82), o el dúo Dujmic-Cvikic para Yugoslavia (1987-88-89).

640px-esc2014_-_san_marino_01Pasó medianamente así con la heroína de la pequeña república, Valentina Monetta. Fue por primera vez en 2012 con una canción sobre el Facebook que causó algo de polémica. No pasó. Volvió al año siguiente con “Crisalide”, y aunque mejoró, no le bastó para superar la semi. Pero en 2014 sí lo consiguió, con el tema “Maybe”, logrando para su país llegar al sábado por -hasta ahora- única vez en su historia.

Piénsenlo, es como si San Marino consiguiera clasificar a la Eurocopa o la fase de grupos de la Champions League.

  • Video: youtu.be/_eZNTBJ-Hyc

4.- Bosnia Herzegovina y su debut en 1993 en medio de su guerra

Yugoslavia fue un participante usual de Eurovisión entre 1961 y 1992, logrando poco éxito salvo su inesperada victoria en 1989. Muchos sospechamos que, como en los ’80 el festival estaba de capa caída,

Y de esa fractura nacieron nuevos países, y con ellos, nuevos participantes del Eurovisión. Croacia, Eslovenia, y el país del que hablo acá. Un país que nació y fue bautizado con fuego, en medio de una guerra fratricida entre musulmanes, católicos y cristiano-ortodoxos que capturó la atención mundial.

496px-beforedaytonAsí y todo, decidieron ir al Eurovisión, para cantarle al mundo su tragedia. Un tema llamado “Sva bol svieta”, que en su idioma es “Todo el dolor del mundo”. Y algo de eso fue lo que se vio en Milstreet, el pueblo más pequeño en acoger el evento.

Con todo esto de la guerra, la participación del país fue heorica por decirlo menos: no pudo ir el director de orquesta, debiendo usar el del anfitrión; cuando les tocó votar, hubo temor de que sus votos no llegaran por la falta de comunicación, pero finalmente la comunicación con Sarajevo se dio, y fue recibida con múltiples aplausos del público.

  • Video: youtu.be/DREeDXs9ijc
  • Votación: youtu.be/8SC2Psb7u-M (saltar a 28:23)

PD: A propósito de guerras… ¿sabían uds. que hubo un país que organizó un ESC estando en guerra? Técnicamente hablando… el Reino Unido. Fue en Harrogate, el 24 de abril de 1982, cuando apenas 22 días antes había iniciádose la Guerra de las Malvinas con Argentina… a más de 20 mil kilómetros de distancia, eso sí.

3.- Austria campeón en 2014

640px-esc2014_winner27s_press_conference_07Junto con España y Portugal, Austria es uno de mis países “regalones”, por ser un apís pequeño que siempre está llevando propuestas buenas, algunas más arriesgadas que otras. Había ganado en 1966, y salvo esta victoria, los resultados le habían sido esquivos. A lo más, el 4° lugar obtenido un año antes, y unos cuantos 5° o 6° plazas después, pero en general eran un rival débil en el concierto europeo.

Austria había vuelto a la justa musical en 2011, y en esos años tuvo pobres resultados. Parecía una locura, entonces, que se eligiera a un señor vestido de señora. Ya sé, hubo señores vestidos de señora, incluso uno ganó el ’98. Pero este señor usa barba… sí, ya sabemos de quién hablo. Conchita Wurst.

Yo, personalmente, pensé que iba a ir con algo de corte humorístico, cosa que no era rara en el país que llevó un, por ejemplo, Alf Poier. Pero escuché su canción “Rise Like a Phoenix” y dije que esto iba en serio. La consideré una de las favoritas de esa edición, aunque pensé que Suecia o Armenia iban a terminar ganando. De hecho, hasta la semana del festival de ese año no iba tan arriba en las encuestas, y sólo cuando clasificó a la final subió como la espuma.¿Resultado? El fin de 48 años de espera para este país alpino. Como para enseñarnos que nada es imposible.

Su triunfo, incluso, fue mencionado en algunos medios chilenos, cosa rara para un festival que apenas tiene seguidores en Chile.

  • Video: youtu.be/QRUIava4WRM

2.- Finlandia campeón en 2006

¿Se acuerdan del Leicester City, ese equipo chico que hace un año era campeón de Inglaterra? ¿Sabrán de la hazaña del Norwich a principios de los ’80? ¿O la Eurocopa que consiguió Grecia el 2004? Bueno, algo parecido pasa con Finlandia en el Festival. Por su lejanía y su extraño idioma, los fineses no vieron buenos resultados en la justa musical durante toda su vida. Incluso estaban por debajo de Portugal, otro país castigado históricamente en la cita. Su mejor ubicación había sido un 6° lugar en 1973.

726px-esc2016_grand_final_interval_act_16En 2006, unos metaleros de trajes espeluznantes y voz terrorífica se pusieron en el escenario de Atenas, y con “Hard Rock Hallelujah”, una canción de heavy metal, representaron a la nación escandinava. La apuesta era muy arriesgada, pues Eurovisión es un festival más inclinado a ritmos pop y baladas, y cosas muy “jebis” poco prendían (estaba el antecedente de los Wig Wam de Noruega, el año anterior). Pero ese año quiso que las cosas fueran diferentes y reparar así 45 años de larga espera para la tierra de Santa Claus.

  • Video: youtu.be/gAh9NRGNhUU

1.- Empate a cuatro bandas en 1969

Yo no hubiera querido ponerlo como “hazaña”, sino más bien como “vergüenza” o “papelón”, porque el festival, para ese año, llevaba 14 ediciones, y nunca se pusieron a pensar en la posibilidad de un empate y cómo resolverlo. No porque hubiera que repartir un premio (ni el cantante ni los compositores reciben gratificación), sino por el hecho de decidir la sede del festival del año próximo (que por regla general se la adjudica el país ganador).

Muchos incluso llegan a asegurar que el empate fue arreglado. El concurso ese año se celebró en Madrid, gracias a la victoria de Massiel el año anterior con su inmortal “La la la” del Dúo Dinámico. Se dice que ante la posibilidad de que España volviera a ganar, y con ello a tener que asumir de nuevo el certamen, es que habrían intervenido las votaciones para desviar puntos a otros países, generando un caos que dio con el chasco. Pero esos son rumores, solamente, quizás nunca se sepa la verdad.

Pero es una hazaña que se haya producido un empate, no a dos, ni a tres, sino a cuatro bandas, con canciones bastante buenas en un evento que para la época tuvo un gran nivel musical. Frida Boccara, Lulu, Lenny Kuhr y Salomé fueron las afortunadas de ganar esta edición tan especial. Por otro lado, entre los nombres de los que quedaron atrás, destacan figuras como Iva Zanicchi, Simone de Oliveira o “nuestro” Romuald.

¿Y uds. qué opinan? ¿Debí considerar algún otro evento importante del Festival?

 

Y como diría Dross, si te gustó el artículo por favor dale like, compártelo, o linkéalo, me harías un gran favor.

Y si eres del Maule y alrededores, no olvides visitar mi web sergioarenasabogado.cl

 

457px-europortugal-svgPD (18/5/17): Ahora que Portugal hizo la hazaña y consiguió ganar un festival, en una inédita final en que el podio también fue ocupado por países que nunca habían estado ahí (Bulgaria y Moldavia), creo que ésta es la hazaña que debería ocupar el lugar Nº 1 y borrar así la vergüenza de 1969. La última vez que el país luso había llegado algo arriba fue en 1996, con Lucía Moniz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s